MOSLER-NSR de ALOY MADRID COMPETICION

5ª Prueba Cto. Madrid Resistencia 2010 – 1º Clasificado

El equipo Aloy Madrid Competición no podía faltar a esta prueba que se celebraba en el club de su patrocinador los días 5 y 6 de junio. Jorge Acosta, gerente de Aloy Madrid, nos invitó a participar en esta carrera y de paso pudimos visitar sus instalaciones que por diversos motivos no habíamos tenido el gusto de conocer. Por fin pudimos estar todos juntos, la familia Acosta, Fran encargado de la tienda y nuestros pilotos, David y Tito de Albacete y nosotros dos de Cataluña, Jamo y un servidor.

ZenitalPara preparar esta carrera con reglamento bastante abierto y parecido al Resiscat, campeonato que seguimos habitualmente, no dedicamos un tiempo excesivo. Teníamos un Mosler muy bueno, que Jamo preparó para la carrera de Reus del Resiscat. Por tanto la base del coche ya la teníamos y las referencias de tiempo también. Montamos otro por si las moscas, ya sabéis, más vale que sobre que no Lateralque falte. Donde más horas invertimos fue en preparar un par de Nissan de Reprotec para ver si este modelo era capaz de superar al mítico modelo de NSR. Al final logramos hacer un Nissan tan rápido como el Mosler al menos en nuestro club de Barcelona.

Nos desplazamos ya a la capital para abordar la sesión de entrenos del viernes noche y con cuatros coches empezamos los libres. Uno de los dos Nissan montado con 13-28 fue descartado rápidamente por comportamiento bastante mediocre. El otro con 12-27 se mostraba muy competitivo dinámicamente. De los dos Mosler ambos con 12-27, el que usamos en Reus era un poco más rápido que el otro así que descartamos éste último. Después de rodar con los dos modelos y de hacer algunos ajustes de última hora la decisión no parecía nada fácil. El Nissan con 12-27 era una décima más rápido que el Mosler, al que le habíamos colocado 13-28 ganando con respecto al 12-27 inicial. El Reprotec se mostraba ágil y no hacía ningún recto ni cosas raras, increíble pero cierto. En cuanto al Mosler, que podemos decir, más fácil de conducir, más fácil de mantener el ritmo, etc. La decisión final fue al probar las pistas exteriores. Con poco tiempo para entrenar, los cronos salían más fácilmente con el Mosler por la pista uno y ocho. No había minutos ya para aprenderse el trazado y poder exprimir las cualidades de ambos modelos con lo que optamos por correr con el MT900.

xassisLa preparación final fue bastante común. Usamos la carrocería habitual (ref.1320W) con peso de 15,2 gr. El chasis era uno negro EVO 2 (ref. 1308)  que ya tenemos catalogado de muy bueno porque da mucha estabilidad y tracción al coche. Pusimos una cuna  nueva de segunda serie (ref. 1223 EVO), de color rojo, esas que son muy rígidas y que se rompen con mucha facilidad pero que van de maravilla. Era nueva porque la de la última carrera se rompió, como suele ser habitual, al manipularla después de poner y quitar varias veces el motor. Probamos in situ la cuna violeta extra rígida (ref. 1227) de las nuevas pero duró unas diez vueltas, se rompió por dos sitios, por una de las patillas que llevan el tornillo de motor y también al lado justo del alojamiento del tornillo derecho para unir al chasis. No sabemos todavía si la causa fue un fallo de montaje, una unidad defectuosa… habrá que averiguarlo.

Para la suspensión confiamos en los muelles medios de NSR (ref. 1210). La pista bastante nueva y limpia era el marco idóneo para este tarado junto al  buen conjunto chasis-bancada que llevábamos. CarrosseriaSeguramente para otras pistas más sucias hubiéramos endurecido la amortiguación. El ajuste podemos considerarlo bastante apretado ya que solo tenía un milímetro de recorrido más o menos. El tornillo delantero de la bancada estaba totalmente apretado y no llevaba suspensión (ref. 1207), el buen estado del trazado permitía esta configuración. Para otros circuitos con muchos baches, desniveles entre pista, etc. habríamos probado ir con el tornillo un poco suelto pero aquí ya ni nos lo planteamos. El coche tiene mucha más tracción al ir apretado y si no rebota ni hace extraños vas más rápido. En el eje delantero pusimos lo que ya sabemos que funciona bien en el Mosler, llantas Avant Slot (ref. 20720AS) de 14,5 de diámetro con eje hueco Slot.it (ref. SI-PA0150H) montando neumáticos Slot.it (ref. SI-PT19). Pusimos dos separadores (ref. 4815) para centrar bien el conjunto. En el eje trasero colocamos uno macizo de Slot.it (ref. PA-0150) con llantas Avant de aluminio de 17,5 x 10 (ref. 20714AS). El Mosler es un coche que va muy bajo y necesita llanta bastante grande para funcionar bien. Con el neumático Sloting Plus (ref. MS2) escogido para esta prueba el ancho de 10 mm. de estas llantas va fantástico. Para centrar la posición de corona usamos un centrador Sloting Plus (ref. 2403) de baja fricción en el exterior del cojinete izquierdo y un separador NSR (ref. 4815) en el exterior del derecho y haciendo tope con la corona. Así en caso de avería se monta y desmonta todo el eje rápidamente dejando luego todo en su sitio correcto. Para la transmisión utilizamos un piñón Sloting Plus de 13 dientes (ref. 17513). Para carrera pusimos una corona de 29 dientes también Xassis 2Sloting (ref. 8029). La de 28 daba muy buenos resultados y rodábamos igual en las pistas centrales que con la de 29, pero la diferencia estaba en los carriles exteriores. Con el motor Avant Endurance (ref. 20110AS), que de por sí ya frena poco, la de 29 dientes nos daba mejor frenada y más seguridad a la vez que podíamos rodar con mejor ritmo en la pista uno y en la ocho. Todo esto no serviría de nada si a la hora de escoger los cojinetes no acertamos en la elección.

Los ya consagrados Victor’s de Sloting nos dan el punto que falta para que todo ruede con la máxima perfección y finura posibles. En cuestión de guía nos decidimos en esta ocasión por probar en carrera la Hobby Slot (ref. 02006) que solo habíamos utilizado en el Toyota GT One. Nos fue de maravilla, sin salidas inesperadas de morro y además no hacía nada de ruido, aunque la Scaleauto con la que estuvimos entrenando (ref. 1607) no iba nada mal. Siempre usamos las mismas trencillas para Carrosseria i xassisresistencia, las Hobby Slot ACR032, y esta carrera no fue una excepción. No quedaron en muy buen estado pero la única causa fue un exceso de salidas de pista. Los cables eran unos JPSlot (ref. JPBCCu72E) muy flexibles y duraderos. A la hora de cerrar el coche dejamos la basculación delantera bastante abierta, de unos tres milímetros. Para la trasera y dependiendo siempre del comportamiento dinámico del coche dejamos en este caso poco más de un milímetro,  todo acompañado de tornillos Reprotec (ref. RST1003).

Si vais leyendo habitualmente nuestras  preparaciones veréis que hay pequeños cambios debido a la aparición de nuevo material en el mercado o de ampliar los test de material olvidado por la maleta. En el caso de las amortiguaciones los cambios son bastante sustanciales pues cada circuito es diferente, el estado de conservación no es el mismo y el montaje de las pistas suele tener diferencias entre los distintos trazados.

Dino – Aloy Madrid Competición

(Visited 1.887 times, 1 visits today)