1º clasificado en Reuslot  

5ª Prueba Cto. Resistencia Slot.it de Tarragona

 Para el montaje escogimos una de las dos carrocerías de color blanco que teníamos. La nueva de color naranja no estaba acabada, nos faltaba montarle todos los elementos y ponerle el interior de lexan. Las blancas van bien y no rebotan pero al quedar inclinadas y si llevas el coche muy bajo de altura tocan a la pista por el lado izquierdo. Esto es debido a que apoyan por el interior en la parte derecha del motor. En el nuevo molde de la naranja este problema ya está resuelto y seguro que el rendimiento en pista mejorará aunque sea solo un poco, una décima siempre es bienvenida. Aún así y con la carrocería blanca el coche no hace casi ningún extraño. Teníamos dos chasis bastante planos, así que montamos ambos con las mismas especificaciones pero uno con 11-26 y el otro con 11-25 de transmisión. En los entrenos previos a la carrera ya observamos como el 25 iba bastante mejor en prestaciones generales. No nos dio tiempo a probar el 24 así que os dejamos esta opción a vuestro criterio. En cuanto a los piñones, el de 12 era demasiado para el coche, costaba mucho frenarlo. Al final montamos para la carrera 11-25 (SI-GA25LH de corona y SI-PI6711O de piñón). El piñón es el de 6,75 mm. Podíamos haber utilizado uno de 6,5 mm pero el más ancho engrana mejor. Para la cuna escogimos la blanca (SICH30) porque se aprovecha un poco más el efecto imán del motor (SIMN09H) a la vez que te obliga a montar llantas un poco más altas ganando prestaciones. Con la cuna negra (CH29) hay que montar llanta trasera de 15,8 mm. para llevar el coche a una altura correcta mientras que con la blanca hay que colocar llantas mínimo de 16,5 mm. o más dependiendo del diámetro del neumático a utilizar. Con los P5 que nos da la organización y para cuatro horas de duración la medida ideal es 16,5 mm. Siempre montamos cojinetes (SICH14) nuevos ya que se ajustan mejor al eje que los usados y el coche es más estable. Para la basculación de la cuna apretamos los tornillos de sujeción al chasis hasta dejar una holgura entre las dos partes de más/menos medio milímetro. Hay que comprobar manualmente que el movimiento sea correcto y que no haya fricciones de ningún tipo. La bancada debe subir y bajar muy suelta, de lo contario el coche tendrá salidas de pista y rebotes inesperados. En estos chasis a veces hay diferencias de unas décimas de milímetro en sus medidas, con lo cual no la misma bancada bascula igual en uno u otro chasis. Si los agujeros de la bancada no coinciden exactamente con los del chasis los tornillos no quedarán rectos y habrá algún leve rozamiento que perjudicará el comportamiento en pista. Es importante este punto a la hora de montar el coche en el taller, así como escoger bien los tornillos, cortos y sin rosca en la parte próxima a la cabeza para que basculen bien.

En el eje trasero utilizamos un palo macizo de 50 mm (SIPA-0150) con unas llantas de magnesio de 16,5 mm. (SIPA43MG) siempre intentando bajar al máximo el centro de gravedad para aprovechar el efecto imán. Si vamos muy pegados, siempre y cuando el motor no arrastre por el carril, necesitaremos un mando electrónico que tenga un rango para regular bastante amplio. Las diferencias de altura causadas por el desgaste de los neumáticos son muy sensibles cuando vamos tan bajos. Si no disponemos de un mando regulable es mejor montar llantas de 17,2 mm.  Un poquito de alcohol en el interior de los neumáticos nos ayudará a introducirlos en la llanta quedando bien distribuidos y de manera uniforme. No hay que pasarse con el alcohol porque si hay restos que no se han secado o evaporado puedes desllantar en los primeros compases de la carrera y más cuanto menor sea el diámetro de la llanta. Pusimos el stopper en el lado contrario de la corona y por fuera de la cuna. Se puede colocar entre el cojinete derecho y el puente central de la cuna pero con la otra ubicación  y en caso de tener que desmontar el eje en carrera, se trabaja mejor y más rápido.

Para el eje delantero confiamos en el hueco de 50 mm. (SIPA0150H) y las ya típicas llantas de plástico de 15,8 mm (SIPA17PL), que son las de medida más pequeña permitida con este reglamento. Siempre hay que repasar el montaje y asegurarse de que ninguna llanta esté torcida. Montamos los neumáticos más finos posibles (SIPT19). Pusimos en el chasis dos soportes (SISP07) de tal altura que el eje quedara lo más alto posible sin llegar a tocar el puente en la parte interior superior. Así conseguimos que las ruedas toquen lo menos posible a la pista y que el eje no tenga demasiado rozamiento. Es así como en entrenos conseguimos los mejores registros. Audi RC8 Slot it - Bancada

Para la guía escogimos una de tornillo (SICH10) dentro de las permitidas, pues tiene poco juego lateral dentro del canutillo del chasis y así evitamos temblores innecesarios del coche. Las de presión también son una buena opción porque ajustan bastante bien. Colocamos el tornillo con una arandela para que tenga buen retorno en caso de salidas de pista. Iba equipada con las ya habituales trencillas Hobby Slot (ACR032) que tienen un rendimiento óptimo y más que comprobado. Los cables de alimentación eran JP Slot  (BCCu72NE/32) con terminales Ninco, finos y flexibles y colocados de tal manera que no toquen ni en el eje ni en la carrocería.

Una vez todo montado todo el conjunto cerramos el coche dejando una basculación de carrocería lo más abierta posible delante, unos 2 mm., y detrás entre 1 y 1,5  aproximadamente, y a correr.

Dino Ros (Aloy Tarragona)

(Visited 425 times, 1 visits today)